Educación Financiera: Diferencia Entre Activo y Pasivo

diferencia entre activo y pasivo

La diferencia entre activo y pasivo es uno de los conceptos más básicos de la educación financiera. Podrás entenderlo fácilmente y deberás ser paciente y constante para construir un patrimonio cada vez más grande.

 

¿Cómo puede ser que la mayoría de las personas en el mundo quieren ganar más dinero, ser ricas y prósperas pero no saben cuál es la diferencia entre activo y pasivo? Así es, la gran mayoría de la población desconoce esta diferencia y lo más lamentable es que nunca la conocerán. No porque no tengan acceso a esa información, sino porque verdaderamente nunca les ha interesado ni les va a interesar. Si tú realmente quieres convertirte en un verdadero emprendedor es imprescindible que te eduques financieramente y que inviertas en tu mente para adquirir cada vez más conocimientos.

La diferencia no es muy difícil de entender, sin embargo las personas no se preocupan por aprender y aplicar estos conocimientos a su vida cotidiana. Es simple, el activo te genera ingresos y el pasivo te quita ingresos. De forma rápida podríamos decir lo siguiente: ACTIVO=MAS y por otro lado PASIVO=MENOS. Por consiguiente, si soy capaz de construir un negocio que me genere ingresos entonces tengo un activo en mi poder. El dinero que gano como empleado y lo ahorro para invertir es un activo, etc. Pero por otro lado, si algo me genera un egreso o un gasto de dinero es lógicamente un pasivo. Aquí es donde las personas parecerían no comprender la diferencia entre activo y pasivo.

 

“Los ricos se centran en sus activos, mientras que todos los demás se enfocan en sus pasivos”

 

Todos queremos prosperar y crecer económicamente y personalmente, al menos la mayoría de individuos que yo conozco. Por eso creo que lo que pasa en realidad es que nos dejamos llevar por las “ideas que suponen prosperidad”. Es importante que sepas esto: comprar un carro, por más hermoso que sea y por más bien que te haga sentir, es un pasivo. Comprar una casa, por más confortable que parezca, es un pasivo. Tener la tarjeta de crédito repleta de deuda es un pasivo. ¿Por qué? Simplemente porque lo que estás generando son gastos. Tu coche necesita pagar gasolina, estacionamiento, verificaciones, seguros, etc. Tu casa necesita pagar impuestos, mantenimiento, teléfono, luz, gas, etc. ¿Entonces, está mal tener una casa o un coche? Claro que no! Pero debes saber que si no te generan ingresos, eso que tu crees que significa más riqueza en realidad te está quitando dinero.

Una persona que entiende la diferencia entre activo y pasivo y se dedica a acumular puros activos es una persona que tarde o temprano será libre financieramente y esa es una materia a la que tú, como emprendedor, debes aspirar. Descubre cómo puedes crear cada vez más activos y ponte manos a la obra. El mundo necesita más emprendedores.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*